Quererte no es sólo cuestión de suerte

Tess y Gus coinciden en Florencia en unas vacaciones antes de empezar la universidad. Apenas lquererte1legan a cruzar un par de frases. Cuando el verano llega a su fin, y la realidad de cada uno de ellos se hace presente, el destino deja claro, que lo suyo no era conocerse. O al menos, no por ahora.

Durante todo el libro, viviremos por separado las vidas de Tess y Gus, y en más de una ocasión, nos pararemos a pensar: ¿Qué hubiese pasado si…?

Tendrán que pasar dieseis largos años, para ver que les tenía preparado el destino a nuestros protagonistas. Porque a veces el amor no llega cuando queremos, sino cuando estamos preparados.


(Esta reseña puede contener algún spoiler. Lo siento, me ha sido inevitable)

Lo primero que quiero decir antes de meterme de lleno en la historia, es lo mucho que me ha gustado la edición del libro. La portada, el tipo de cubierta, la maquetación… me parece un total acierto por parte de Planeta la edición tan bonita que han hecho del libro.

Pero… no nos dejemos engañar por una portada bonita con colores alegres, ya que realmente el libro de alegre tiene poco, más bien diremos que tiene unos cuantos dramones a lo largo de la historia, pero tranquilos, que tampoco vamos a llorar a mares.

El comienzo para mi gusto, es demasiado lento. Nos sirve para poner en situación a los protagonistas, para centrarnos en la historia… pero aun así es una parte que se hace un poco pesada, y que se podría haber reducido sin problema. A mitad del libro empieza a coger buen ritmo, pero es un poco tarde… realmente creo que la historia se llega a hacer un poco larga. Aun así, es un libro ligero, fácil y rápido de leer. La narración en primera persona por parte de los protagonistas lo hace más ameno.

Pero hay algo que no termina de convencerme en la historia, ¿por qué nos dicen que están hechos el uno para el otro? Apenas han cruzado un par de frases, tampoco tienen tanto en común, ambos han tenido relaciones en las que han sido felices, con personas totalmente opuestas al otro protagonista, que se supone que es su media naranja…

Tal vez deberían hablar del libro, contandonos como las circunstancias en un momento dado pueden cambiar el transcurso de las cosas. Podrían haberse conocido en varias ocasiones después de Florencia, pero realmente tampoco tantas. Aun así, si se hubiesen conocido antes… por la información que tenemos de ellos, tampoco podemos asegurar que se hubiesen enamorado y sido felices para siempre.  Pero claro, tal vez eso depende de cómo entendamos cada uno de nosotros el destino…

Hablemos un poco más de sus protagonistas:

  • Tess: Me parece una sufridora de manual. Convive con el cáncer y el síndrome de Asperger en su familia, y aunque sé que no es el tema principal del libro, me hubiese gustado que se profundizara más en ello. Se ve involucrada en varios triángulos amorosos en los que siempre es ella quien sale escaldada. Su padre, un hombre que prefiere estar bebiendo en el pub a hacerse cargo de su hija pequeña. Se ve obligada a renunciar a su sueño de ir a la universidad para cuidar de su familia… vamos, una reina de las desgracias en toda regla.
  • Gus: Pasa por todas las fases posibles. Al principio le retratan como un inocentón, un chico acomplejado a la sombra de lo que fue su hermano, que sus padres deciden por él que va a ser de su futuro. Luego, es un joven impulsivo que no piensa bien las consecuencias de sus actos, sobretodo en lo que a relaciones se refiere. Y que cuando realmente se decide a madurar, a sentar cabeza y ser del todo consecuente con sus actos, se lleva unas cuantas bofetadas de la vida.

En fin, realmente ninguno de los dos ha tenido un camino fácil hasta llegar a conocerse. Lo que me gusta del libro es que plantea situaciones bastante reales con las que cualquier persona puede tener que lidiar en cualquier momento de su vida. Narrado con un vocabulario fácil y dinámico, que hace una lectura muy llevadera.

“El amor verdadero existe, sólo debes estar muy atento para reconocerlo”.

Pero… de verdad, 500 páginas esperando que se conozcan, que haya un acercamiento…  ¿Y se dicen que se quieren nada más conocerse? A mi desde luego el final me cojea, pero hay que reconocer que es una historia perfecta para todos aquellos que creen en el destino y las señales del amor.

♥♥♥

  • Autor: Kate Eberlen
  • Editorial: Planeta
  • Páginas: 523

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s